jueves, julio 17, 2008

Recordando a San Buenaventura

Vale la pena tener presente a este santo que, aunque no tan conocido como Tomás, tiene una enseñanza tan rica y una espiritualidad tan profunda. Un verdadero gigante...

«No crea nadie que le basta la lectura sin la unción, la especulación sin la devoción, la investigación sin la admiración, la circunspección sin el regocijo, la pericia sin la piedad, la ciencia sin la caridad, la inteligencia sin la humildad, el estudio sin la gracia divina, el espejo sin la sabiduría inspirada por Dios»

S. Buenaventura, Itinerarium mentis in Deum, Prol., 4.

Publicar un comentario