lunes, abril 07, 2008

Sin miedo al futuro

En una oportunidad, tuve la suerte de escuchar una excelente conferencia de un sacerdote hablando sobre la Iglesia y la transmisión de la fe. En un momento dijo algo que se quedó dándome vueltas en el corazón. Habló del miedo al futuro que suele aparecer en la Iglesia.

Momentos difíciles como este cambio de época que atraviesa nuestro mundo, pueden hacernos caer en la tentación de replegarnos y pensar que es el momento de cerrar filas frente al mundo. Pero eso es empezar a morir. Sobre todo, es una falta contra la esperanza, es pensar que el Señor de la Historia ha dejado de acompañarnos por el camino.

Si creemos en Jesús resucitado y vivo en medio nuestro, sabemos que todo tiempo y todo lugar está grávido de su presencia. Jesús está también hoy caminando junto a nosotros, mostrándonos a través de la Palabra el plan salvador de Dios.

El Espíritu Santo, que trae siempre consigo la novedad de Dios y la fidelidad al origen, nos irá mostrando el rostro de Jesús en este recodo de la vida y la historia. Él nos mostrará el modo de
encontrar a Jesús resucitado y nos permitirá a nosotros ponerle palabra y gestos a su amor.
Publicar un comentario