viernes, septiembre 07, 2007

Sólo el amor hace la síntesis

La palabra "síntesis" suena probablemente más a resumen de texto que a realidad del corazón. Y sin embargo, el anhelo por ella es uno de los más profundos deseos del alma. ¿No deseamos todos tener el corazón entero? ¿No nos desgastan los miles de tironeos internos que muchas veces desperdigan nuestra fuerza y hacen borroso nuestro rostro y nuestra acción?

El amor recoge con cariño las hilachas de nuestro ser y las anuda en torno a una matriz nueva que da a cada cosa su sentido y su integración. Tendremos que preguntarnos entonces: ¿qué es lo que nos apasiona, lo que nos mueve y con-mueve, el motor (tantas veces secreto) de nuestros gestos? Y si no aparece un horizonte, buscarlo, gestarlo, encontrar ese lugar donde el corazón descubre que se le pone nombre y símbolo a los deseos profundos... y allí comienza a unificarse nuestro ser, a develarse la trama..

Publicar un comentario