lunes, septiembre 22, 2008

Aunque la noche arrecie
es necesario seguir
algo me palpita
y me ilumina desde adentro

luz oscura
que empuja y susurra
en las horas vacías

fuego
en esas horas
donde la promesa se esconde
para cambiar de piel
y andar más cómoda

algo me palpita
¿será que me está creciendo
la promesa?
Publicar un comentario