martes, julio 10, 2007

Y yo que no sabía
que la vida estaba
más cerca de lo que imaginaba
más frágil que mis sueños
más fuerte que mis miedos
pero sobre todo
escondida
le gusta
esconderse
jugar a desilusionarnos para
sorprender
en los lugares menos esperados
en las personas más desconcertantes
en los dolores que te tocan
y la esperanza que elegimos siempre, siempre

Publicar un comentario